AYUDAR VENDE, Y NOS LLENA DE RECOMPENSAS A TODOS.

AYUDAR VENDE, Y NOS LLENA DE RECOMPENSAS A TODOS.

Buscar ayudar es un deseo instintivo que tenemos todos. Nos mueve desde lo genético. Integrar una causa social a tu proyecto representa una alianza llena de beneficios, desde vender más ¡hasta ayudar a los demás!

En ©Psico-Marketing, si tu producto o servicio representa la posibilidad de ayudar, entonces sin duda es algo que debes enfatizar.Les comparto más información sobre el tema en el artículo de la semana.


DESEO DE ALTRUISMO COOPERATIVO

Segunda Fuerza: Deseos Instintivos

(Deseos inconscientes que nos mueven por supervivencia y reproducción)

*Sobre Genética y autocontrol.

2.6 Los 12 Detonadores Instintivos del ©Círculo del Ser y la Genética moderna


Dentro de la Dimensión Instintiva de ©El Círculo del Ser propongo un listado de 12 detonadores que corresponden a necesidades o deseos instintivos que crean una tendencia de comportamiento.

9. Deseo de Altruismo Cooperativo
Querer ayudar es un afortunado impulso, gran aliado de la empatía y los deseos espirituales. La diferencia aquí radica en el porqué de ayudar.

Me explico. Ya establecimos previamente que la Dimensión Espiritual de nuestro Ser identifica que somos parte de un Todo y aportarle un bien es su prioridad. En el caso del deseo de altruismo cooperativo también encontramos la intención de aportar un bien al Todo, sin embargo su propósito es lograr un beneficio propio. En otras palabras, ayudo porque me hace sentir bien o porque de alguna u otra forma me conviene desde un punto de vista individual.

Recordemos que los deseos instintivos buscan la supervivencia y reproducción genética, no el bien del Todo per se. En este sentido el altruismo se vuelve una herramienta muy útil; trabajo en equipo por la conservación del gen.

La simbiosis es un gran ejemplo. Diferentes especies aportan un bien entre sí a cambio de un beneficio común. Así sucede en el caso de las frutas y los murciélagos; te doy alimento a cambio de la distribución de mis genes (semillas). Mismo caso entre las abejas y las flores. Y un caso más extremo es aquel entre los humanos y las bacterias, las necesitamos para funcionar correctamente y ellas a nosotros; se dice que existen 10 veces más bacterias que células en el cuerpo humano, aunque otros estudios sugieren una menor proporción. Sea cual sea la cifra más exacta, la realidad es que dicha cooperación es indispensable para sobrevivir.

En una mayor escala, el ser humano ha buscado históricamente relaciones simbióticas (te ayudo y me ayudas) con otras especies y entre personas. Los genes han privilegiado estas tendencias de comportamiento dados los grandes beneficios para su supervivencia.


Referencia Genética:


Para esta referencia seleccioné un increíble e inspirador dato que no muchos saben. Todos los Homo Sapiens compartimos los genes mitocondriales de la misma madre: la Eva Mitocondrial. ¿Será que esto nos ayuda a ser más empáticos y apoyarnos entre nosotros?


“Al final de varias generaciones, todos los descendientes de la tribu, hombres o mujeres, pueden rastrear su ancestro mitocondrial en solo unas cuantas mujeres. Para los humanos modernos, ese número ha alcanzado solo uno: cada uno de nosotros puede rastrear su linaje mitocondrial hasta una sola mujer que existió en África hace unos doscientos mil años. Ella es la madre en común de nuestra especie.” – Siddhartha Mukherjee


Esto sucede porque en la mitocondria, la estructura celular que produce energía, existe información genética que se transmite exclusivamente de la madre a su hijo. Todos los humanos han heredado la mitocondria de su madre y su madre de su madre, y así sucesivamente.

Y al final, todos los Sapiens somos realmente hermanos, provenimos de la misma madre mitocondrial.

___

MULTI-SER

en busca de sentido

¿Por qué deseamos?

*Página: 119

No Comments

Post A Comment

X